Ante un mercado exigente, solo podemos dar lo mejor de nosotros cada día. Es por ello que en PRO3S estamos en crecimiento y en mejora continua en todos los procesos, procedimientos y planes de la organización. En especial, en lo referente a seguridad alimentaria.

La recompensa por un trabajo bien hecho es la oportunidad de hacer más.  Jonas Salk

Constantemente revisamos y analizamos los puntos críticos de cada uno de nuestros procesos productivos, así como todos los procedimientos y planes relacionados con la seguridad alimentaria.

El pasado mes de abril comenzamos a trabajar con un importante y reconocido cliente del sector de la alimentación. Para él, hemos creado un nuevo proceso de fabricación de una mezcla alimentaria de alta calidad formulada específicamente, la cual debe de cumplir cada uno de los requisitos en cuanto a seguridad alimentaria.

Entre ellos:

  • Requisitos generales sobre seguridad alimentaria.
  • Instalaciones.
  • Equipamiento.
  • Gestión de materiales y servicios adquiridos.
    • Flujo de materiales.
    • Flujo de personas.
  • Operaciones de transporte y almacenamiento.
  • Higiene. 
    • Higiene del personal.
    • Limpieza y desinfección.
    • Eliminación y reciclaje de residuos.
    • Control de plagas.
  • Identificación de mercancías.
  • Trazabilidad y controles en la fabricación y envasado.
  • Retirada de producto.
  • Salvaguarda de bienes.
  • Formación del personal en seguridad alimentaria.
  • Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC).
  • Food Defenses.
  • Política vidrio, madera y plástico.

Las inspecciones por parte de la autoridad competente reafirman nuestro buen hacer y nos recuerdan nuestras debilidades en materia de seguridad alimentaria. Sobre ellas trabajamos diariamente con el objetivo de que se conviertan en puntos fuertes que nos ayuden a mejorar y dar un mejor servicio y calidad a nuestros clientes del sector de la alimentación.